Esta vez sí, queremos hablar de lo que el mundo de la F1 habla hoy; primer podium de Sainz en F1 que consiguió el pasado domingo 19 de noviembre.

ESE PEQUEÑO GUERRERO DE LA LUZ

Es un hecho que siento muy cercano, por el breve tiempo que pude compartir con él cuando coincidimos en categorías inferiores como la Gp3 y su entrada a la categoría reina con la Scuderia Toro Rosso. Conocí a la persona que hay detrás del apellido Sainz. Ese chico tan entusiasmado y agradecido por lo que estaba viviendo en la vida. Muy lejos de alardear de su apellido, y luchando por mantenerlo en el púlpito que lo tenía su padre y admiradísimo Bicampeón del Mundo de Rallys. Conociendo y admirando a quién hoy tiene 25 años, no es que opine que se ha ganado hasta donde ha llegado hoy, si no que se merece muchísimo más. Conozco bien el mundo de las carreras y lo duro que es especialmente la F1, y cualquiera de los pilotos que componen la parrilla de salida cada domingo son auténticos héroes. La dedicación, esfuerzo, trabajo y presión que cargan es impresionante. No señores no, no solo curran de 13:00 a 16:00 los 24 sábados al año y algún test de pretemporada. Son pilotos las 24h al día 365 días al año. Si fuera sencillo, todo el mundo sería piloto y para el resto de sus vidas. Con los mecánicos sucede lo mismo, solo se les ve trabajar 4 horas a la semana y andar viajando y ganando pasta. Os garantizo que es muy duro y esto explica que lo normal es que se trabaje en Fórmula uno algunos pocos años y salgas del mundillo. En mi caso, me sigue apasionando este mundillo y es por lo que he querido compartirlo con tantos apasionados a la conducción y pilotos frustrados montando Simracing Barcelona, el único centro de simuladores de conducción de Barcelona. Es el centro que me hubiera gustado encontrar y donde me pudiera reunir con la misma pasión que la mía.

NO ES CASUALIDAD, ES CAUSALIDAD

Volviendo a lo de este domingo, el primer podium de Sainz en F1 puede crear un poco de conflicto al decir que Sainz finalizó 4º y subió al 3º por penalización de Hamilton con 5 segundos. Pero de todo el resto de pilotos, el español fue el único que estaba detrás de Lewis, así que su mérito tiene. Esto ni de lejos le compensa «la mala suerte» de otras ocasiones ni el esfuerzo que lleva haciendo durante toda su vida. No se ha encontrado con el pódium, si no que se lo ha ganado día tras día y momento tras momento siguiendo dando todo a pesar de que nadie le viera ni de conseguir ningún resultado inmediato. Nadie sabe las horas que ha pasado en simuladores de conducción profesionales, y seguro que se lo pasaba muy bien como los clientes que vienen a nuestro centro, pero él lo utilizaba para conocerse los circuitos y configurar los reglajes del coche.

 

Realmente estoy muy contento de que le haya llegado este «premio» y estoy seguro que es el inicio de futuro inimaginable. Se lo merece tanto él como la gente que ha estado siempre a su lado. ¡Enhorabuena Carlos!

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *